En la era actual, donde la tecnología digital domina nuestro entorno visual, las fotografías y videos han experimentado una transformación radical. Atrás quedaron los días en que las imágenes eran captadas en rollos de película, donde la manipulación y la alteración eran tareas complicadas. Sin embargo, con la evolución de lo analógico a lo digital, nuevas ventajas han surgido, pero también han surgido desafíos significativos, especialmente en el ámbito de la certificación de imágenes con relevancia legal.

LA RAÍZ DEL PROBLEMA

La transición de la película a la imagen digital ha brindado innumerables ventajas en términos de facilidad de captura, almacenamiento y distribución. Sin embargo, con estas ventajas, también ha surgido un problema crucial: la autenticidad e integridad de las imágenes digitales. La facilidad con la que las imágenes digitales pueden ser manipuladas ha dado lugar a una preocupación significativa, ya que se ha vuelto difícil discernir si una foto o video ha sido alterado de alguna manera.

En el mundo analógico de las películas, la manipulación era más complicada y la detección de alteraciones era relativamente sencilla. Sin embargo, en el mundo digital, la autenticidad se ha vuelto un desafío importante. A pesar de las ventajas de la información de geolocalización y marcas de tiempo en las imágenes digitales, incluso estas características pueden ser manipuladas con facilidad, lo que socava su valor como pruebas auténticas.

LA SOLUCIÓN: SELLADO DE TIEMPO Y CERTIFICACIÓN

La necesidad de garantizar la autenticidad y la integridad de las imágenes digitales ha llevado al desarrollo de soluciones innovadoras, y una de ellas es el «Sellado de Tiempo» o «Timestamping». Este proceso se ha convertido en una herramienta esencial para la certificación legal de imágenes y videos en la era digital.

En esencia, el sellado de tiempo implica la creación de una huella digital única  (hash) de la imagen o el video en el momento de la certificación. Esta huella digital se envía a un prestador de servicios de certificación, quien responde con un sobre digitalmente firmado por un certificador. Este sobre contiene la fecha cierta de recepción y la huella digital inicial de la imagen o video. Con este proceso, se establece con certeza que la imagen existía antes de la certificación y se garantiza su integridad.

CASOS DE USO

El sellado de tiempo en la certificación de imágenes digitales tiene una amplia gama de casos de uso:

  • Evidencia Legal: En casos judiciales, el sellado de tiempo se utiliza para garantizar la autenticidad de las pruebas visuales presentadas en los tribunales.
  • Propiedad Intelectual: Los creadores de contenido pueden usar el sellado de tiempo para proteger sus obras y demostrar su originalidad.
  • Seguridad y Vigilancia: Las imágenes de seguridad se pueden certificar para mantener su integridad en investigaciones criminales.
  • Documentación Industrial: En sectores como la manufactura, el sellado de tiempo asegura la autenticidad de los registros visuales.
  • Verificación de Reclamos de Seguros: En reclamos de seguros, se puede certificar el estado de un activo en un momento específico.

GARANTIZANDO LA AUTENTICIDAD EN UN MUNDO DIGITAL

En un mundo digital donde la autenticidad y la integridad de las imágenes son esenciales, el sellado de tiempo se erige como una solución valiosa. A través de la certificación por parte de prestadores de servicios, se puede asegurar con certidumbre la existencia y la integridad de las imágenes en momentos específicos. Esta innovación juega un papel vital en la protección de los derechos legales y la confiabilidad de la información visual en la era digital.

Plataforma de Identidad Digital 360

Descubre una nueva experiencia digital con

Compartir

Deja un comentario