La firma electrónica simple es la forma más fácil y rápida de realizar una firma de una documentación, aunque las firmas avanzada y cualificada ofrecen mayor fuerza legal.

 

Elegir la herramienta de firma que se adapte a los requerimientos de un flujo de negocio puede resultar complejo si no se conocen los matices que diferencian unos procesos de firma de otros. En esta entrada diferenciamos los tres niveles de firma electrónica utilizados.

La firma electrónica simple es muy rápida de generar, el usuario solo tiene que identificarse, aceptar el tratamiento de sus datos e introducir la clave (PIN, OTP, etc.) para mostrar su conformidad con el documento. Su caso de uso más recomendado es para la firma de documentos básicos o de uso común, como las condiciones generales de una web o para validar los días de vacaciones de un trabajador.

 

La firma electrónica AVANZADA aporta un mayor nivel de seguridad

 

La firma electrónica avanzada tiene una fuerza legal superior al de la firma simple: el cumplimiento del reglamento eIDAS asegura que el firmante está convenientemente identificado y reduce la posibilidad de fraude o suplantación. 

El sistema de firma electrónica avanzada que ofrece Rubricae está desarrollado de forma que las firmas realizadas con nuestra herramienta cumplen con cada uno de estos requisitos legales ¿Cómo? 

  1. En el proceso de la firma recogemos toda la información disponible y consentida por el firmante añadiendo un sello de tiempo a cada paso registrado. 
  2. Para identificar al firmante, geolocalizamos dónde se ha realizado la firma, registramos las direcciones IP de origen y destino de la solicitud y la hora de la firma, y capturamos datos biométricos del grafo a partir de la presión ejercida en el dispositivo de firma (en aquellos dispositivos que lo permite). De este modo, podemos poner esta información a disposición de los firmantes para cualquier necesidad posterior.
  3. La inclusión de los certificados digitales de los firmantes generados por Rubricae para este proceso, impide cualquier cambio ulterior de la misma y por tanto garantizamos a los intervinientes que la documentación firmada, obtenida  de la plataforma, no se puede modificar tras su finalización. Si un tercero alterase la documentación tras este paso, la firma aparecería como “inválida”.
  4. Por último, ciframos la documentación generada conforme a unos estándares de encriptación que garantizan su seguridad durante el tiempo de conservación en nuestros sistemas legalmente establecido.

 

La firma electrónica CUALIFICADA es el método más complejo y seguro

La firma electrónica cualificada (también denominada firma reconocida) ofrece un nivel de seguridad alto, y para su uso se debe disponer de un certificado cualificado de firma electrónica y de un dispositivo seguro de almacenamiento, que sea un entorno adecuado en el que operar. Por este motivo el uso de la firma electrónica cualificada suele estar limitado a determinado tipo de trámites de gran relevancia y siempre que los firmantes dispongan de estos medios. No obstante en breve Rubricae desplegará un servicio de este tipo muy orientado a la facilidad de uso por parte de los firmantes del que podrán disponer para aquellas ocasiones que lo requieran.

 

Rubricae, firma segura en un click

 

A la hora de seleccionar una herramienta para mejorar el flujo de trabajo de una empresa, sea ésta del tamaño que sea, el 98% de nuestros clientes han considerado como factores decisivos la rapidez o agilidad de los procesos y la seguridad. Por ello la firma electrónica avanzada es la más elegida como solución. Los productos de Rubricae de firma electrónica avanzada garantizan la agilidad y seguridad que sus clientes demandan.

Categorías: BlogEtiquetas:
Plataforma de Identidad Digital 360

Descubre una nueva experiencia digital con

Compartir

Deja un comentario